Que ver en Mallorca

Mallorca es…

Mallorca es la isla más grande del archipiélago balear, la cual, junto a Menorca, Ibiza y Formentera, forma una comunidad autónoma uniprovincial (Islas Baleares), la más oriental de España.

La isla tiene 3640,11 km², lo que la convierte en la isla más extensa de España y la sexta más extensa del Mediterráneo. Es la isla más poblada del archipiélago balear, con mas de 859 289 habitantes y la segunda isla más poblada de España tras Tenerife.
Mallorca posee una densidad de población de 240,45 hab./km². Antaño, por su ambiente sosegado, era también conocida como La isla de la calma, pero ahora es un destino turístico muy importante, tanto a nivel nacional como internacional.

Mallorca se ubica geográficamente en la zona central del Mar Mediterráneo, hecho que se traduce en la bendición de un clima agradable con más de 2.700 horas de sol al año. Con una temperatura promedio de alrededor de los 26 ° C entre mayo y septiembre, rara vez bajan por debajo de los 13 ° C a principios de la primavera.

Playas

Sin ninguna duda uno de los pilares del esplendor de Mallorca son sus preciosas playas y calas. Ningún turista deja la isla sin disfrutar del esplendor y calma del Mar Mediterráneo.

La oferta es amplia y variada: en los 550 kilómetros de costa hay más de 340 playas, desde pequeñas calas de piedra hasta largas playas de arena, algunas accesibles a pie y otras únicamente por mar, haciendo de las mismas auténticos tesoros naturales que descubrir.

Montañas

El relieve mallorquín está formado por la sierra de Tramuntana, con las montañas más altas, la sierra de Levante, con alturas más modestas, y otros montes menores. La sierra de Tramuntana, al noroeste, forma impresionantes acantilados y calas rocosas que contrastan con las playas de arena del resto del litoral. El “Pla” es la fértil llanura central. Al oeste de esta llanura y en el centro de la bahía de Palma está situada la capital, Palma.

Los montes principales son:

Sierra de Tramuntana: Puig Major (1445 m), Masanella (1364 m), Puig Tomir (1102 m), Puig de l’Ofre (1090 m), Puig del Teix (1064 m) y Puig de Galatzó (1027 m).
Sierra de Levante: Puig de Morell (562 m), Bec de Ferrutx (519 m) y Puig de Sant Salvador (510 m).
Fuera de las dos sierras indicadas cabe destacar el Puig de Randa (543 m) y el Puig de Galdent (420 m).

Gastronomía

Uno de los platos más populares es el frito mallorquín (frit mallorquí), que consiste en una fritura de hígado con patatas fritas y pimientos; puede ser de sangre y/o asadura de cordero, cerdo e hinojo marino. Otra opción es también el marinero, que lleva una mezcla de pescados cortados en trozos pequeños a los que también se acompañan patatas fritas e hinojo marino. Cabe también hacer mención a los “escaldums o guisat de pilotes”, las sopas mallorquinas, el tumbet, con o sin esclatasang (variedad más sabrosa del rovellón encontrado en la península ibérica), y las berenjenas rellenas. Existen diversas formas de preparar el arroz, la más típica es la llamada arròs brut, que consiste en un arroz caldoso con setas, caracoles, carne de cerdo, conejo y de aves y verduras, aunque también es muy tradicional el “arroç sec” muy similar a la paella. El pa amb oli, propio de algunas cenas o como simple acompañamiento de otras comidas, es uno de los platos más tradicionales de la isla. Los embutidos son también uno de los principales elementos de su gastronomía; sobrasada, llonganissa, butifarrón, camaiot y blanquet entre otros.

Repostería y pastas

El dulce por excelencia es la ensaimada que suele tomarse en el desayuno, pero que también se hacen de tamaños familiares rellenas de crema, cabello de ángel, chocolate o con trozos sobrasada y calabaza confitada. En semana santa son esenciales las empanadas, rellenas de cordero. Pueden estar hechas de pasta dulce o salada, aunque son más habituales las de pasta salada. También son típicos los crespells y los robiols, rellenos tradicionalmente de requesón, de cabello de ángel y de mermelada. También es muy habitual la denominada coca de verdura, la de trempó o de pimientos rojos asados, junto a los cocarrois, que son una especie de empanadas de origen árabe en forma de media luna rellenas de verdura y pasas. También son típicas las “Espinegades”.

Los vinos mallorquines están teniendo buena acogida en otras partes de España y Europa en los últimos años. Mallorca cuenta con dos denominaciones de origen: D.O. Binissalem-Mallorca y D.O. Pla i Llevant, así como con una indicación geográfica Vino de la Tierra Mallorca.

Cultura Mediterránea

Lo mejor de la gastronomía de Mallorca

Lo mejor de la gastronomía de Mallorca

Desde Castell Son Claret queremos enseñaros cada día un poquito más sobre nuestra preciosa isla. No queremos que en vuestra próxima visita os dejéis ninguna de las delicias que os vamos a presentar a continuación sin probar. La gastronomía mallorquina, la herencia de...

leer más

Explore Mallorca

Rutas para montar a caballo en Mallorca

Rutas para montar a caballo en Mallorca

Mallorca se trata de uno de los destinos con mayor tránsito de visitantes, convirtiéndose en un lugar turístico bastante demandado tanto a nivel nacional e internacional. Bañada por las aguas cristalinas del mar Mediterráneo, Mallorca ofrece numerosos encantos con los...

leer más

Experience Castell

Mejores restaurantes de Mallorca

Mejores restaurantes de Mallorca

La isla es un paraíso gastronómico para todos los gustos: 9 de los mejores restaurantes de Mallorca con un total de 10 estrellas Michelin en Mallorca, pintorescos bares, coloridos mercados y una gran selección de bodegas que producen excelentes vinos. La escena de la...

leer más
Valora este contenido