La temporada de playa está a punto de llegar a Mallorca y no queríamos dejarle sin nuestros consejos para su próxima visita y que disfrute de las mejores playas de Mallorca.

Sin ninguna duda uno de los pilares del esplendor de Mallorca son sus preciosas playas, calas y bahías. Ningún turista deja la isla sin disfrutar del esplendor y calma del Mar Mediterráneo.

La oferta es amplia y variada: en los 550 kilómetros de costa hay más de 340 playas, desde pequeñas calas de piedra hasta largas playas de arena, algunas accesibles a pie y otras únicamente por mar, haciendo de las mismas auténticos tesoros naturales que descubrir.

Queremos presentaros las que para nosotros son las mejores playas de Mallorca y también revelaros el secreto detrás del color de su agua, único en el Mediterráneo.

¿Qué prefieres Cala o Playa?

Cualquiera de  ellas conforman su paraíso particular, donde la diferencia genera identidades únicas, pero como sabemos que “para gustos los colores” os daremos nuestras recomendaciones particulares en cada categoría.

Mallorca está repleta de Calas, a menudo están rodeadas por preciosos bosques de pinos, creando un espacio idílico para refugiarse del calor y del sol. En la costa oeste de Mallorca encontrará muchas calas rocosas, algunas de ellas únicamente accesibles a través de rutas de senderismo, siendo algunas de ellas muy vertiginosas, pero como dice el dicho “lo bueno se hace esperar” y será únicamente siguiendo estos caminos y abogando a la suerte, como podrá disfrutar de esa soñada y paradisiaca cala desierta (siendo siempre más fácil la búsqueda en temporada baja).

Las playas de Mallorca a diferencia de las calas, son largas y de arena fina. Las que tienen mayor afluencia se sitúan en el norte de Mallorca alrededor de la Bahía de Alcudia, desde la Alcanada hasta Can Picafort, un área que incluye puntos de interés tan emblemáticos como el gran parque natural de S’Albufera de Mallorca y la Playa de Muro. La Bahía de Pollensa se encuentra todavía más al norte, desde Punta Negra hasta el Cabo de Formentor.

En el sur, encontrareis la famosa playa de “Es Trenc”, según sus visitantes no tiene nada que  envidiar a las playas del Caribe. Su fama  la convierte en una de las más visitadas, además de por su extensión y la claridad de sus aguas. Cabe destacar que Es trenc  forma parte del parque natural marítimo terrestre Es Trenc-Salobrar de Campos, que crea la figura de protección medioambiental de esta zona de dunas. Sus inmediaciones están únicamente rodeadas por dunas y pinares, podrán encontrar algún  bar restaurante y chiringuito donde poder tomar un refresco escuchando en ocasiones música en directo.

¿Sabéis por qué el Agua de Mallorca es  de ese color?

Una de las características que diferencia las playas y costas de las islas Baleares de las de otras regiones mediterráneas es la pureza y claridad de sus aguas. No se trata de una cuestión de contaminación marina, sino de la presencia en el litoral de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera de las llamadas Praderas de Posidonia, grandes colonias de algas capaces de limpiar el agua y mantener vivo el ecosistema marino.

La presencia de la posidonia es una bendición para cualquier costa: libera grandes cantidades de oxígeno al agua, sirve de cobijo y hábitat a numerosas especies de peces, actúa como barrera natural ante la erosión de la costa moluscos y actúa como “filtro” que retiene la suciedad e impurezas del agua. Solo nos ofrece ventajas y es sin duda, un tesoro que debemos proteger.

Pero en la actualidad son muchas las amenazas que se ciernen sobre estas maravillosas algas y muchas de estas praderas submarinas se encuentran en franca regresión. La contaminación del agua, la práctica de deportes náuticos sin control y la pesca de arrastre son las principales causas de la lenta desaparición de la posidonia. También se suman a la lista de enemigos de la posidonia algunas especies invasoras, en concreto ciertas algas tropicales que han proliferado en el Mediterráneo a causa del aumento de la temperatura del mar en las últimas décadas. Por ello desde Castell Son Claret queremos hacer un llamamiento al respeto y a la razón, con el fin de preservar uno de los organismos vivos más beneficiosos para nuestro mar.

En 2006 se descubrió entre las islas de Ibiza y Formentera  una planta de Posidonia de cerca de 8 km de largo, a la que se le atribuyó una edad de 100.000 años. Se cree que esta planta es uno de los organismos vivos más grandes y longevos del mundo. Gracias a ella podemos disfrutar de magníficos baños en las cristalinas aguas de nuestras islas.

Las mejores playas de Mallorca

Teniendo en cuenta, que queremos que seáis vosotros quienes nos digáis, cual es vuestra playa favorita de Mallorca, os vamos a dar únicamente recomendaciones personales de los trabajadores de Castell Son Claret, que nos encantaría que descubrieseis y que nosotros consideramos entre las mejores playas de Mallorca.

Nuestras recomendaciones de las mejores playas de Mallorca

Caló des Moro:

A pesar de su gran afluencia no puede faltar, porque, Calo des Moro es amor a primera vista y simplemente contemplarla merece la pena. Una Cala para ir en temporada baja, aunque masificada en pleno verano. En sus 30 metros de ancho en julio y agosto no cabe un alfiler. Esta preciosa playa de arena blanca y aguas transparentes es un paisaje sin igual que no debes perderte en tu viaje a Mallorca. Si en tu visita se encuentra abarrotada y no puedes disfrutar de su esplendor, te recomendamos darte un chapuzón en Cala Almunia que se encuentra justo al lado a 2 minutos andando para posteriormente coger el coche y seguir hasta Cala Llombards, un tranquilo arenal blanco, que se prolonga muchos metros hacia el interior, hasta el pinar que la cierra, está flanqueado por acantilados altos y preciosas aguas.

Cala es Caragol:

Esta recomendación es para los amantes de playas largas y de arena, para todos aquellos que ya conocen Es Trenc o que busquen una playa menos masificada. Aparca tu coche en el faro de Ses Salines y disfruta de 20 minutos de paseo hasta llegar a esta espectacular playa. Planta tu toalla en su arena blanca y fina y disfruta de esta playa virgen que cuenta con 500 metros de largo y escasos 60 de ancho. ¡No te la pierdas, siempre merece la pena el paseo!

 

Cala Varques:

Una playa para los que buscan ese algo diferente, que te hace acordarte de un sitio para siempre. Desde hace años “hippies” de todo el mundo acuden para pasar el verano a esta playa escondida y sin fácil acceso. Cala Varques puede presumir de poseer el entramado de cuevas más grande de Europa. Sus cien metros de arena blanca y fina solo puede ser percibidos como una recompensa para todo aquél que esté dispuesto a descubrirla. Muy recomendable el paseo hasta el arco natural que hace de puente, disfrutando de preciosas vistas al Mar Mediterráneo e infinidad de cuevas acuáticas. Un lugar perfecto para practicar deportes acuáticos, Cliff jumping, psicobloc y slackline.

 

 Cala Màrmols:

A no ser que tengas un Yate, cálzate con deportivas y prepárate para una larga caminata de una hora y media hasta llegar a este paraíso terrenal en Mallorca. Sus impactantes acantilados blancos y sus cálidas aguas de un azul en ocasiones fluorescentes, conseguirán hacerte sentir afortunado al llegar aquí. Playas tan vírgenes como Cala Marmols quedan pocas en Mallorca y la larga caminata hasta ella hace de su experiencia una recompensa exclusiva que pocos deciden obtener, para nosotros un esfuerzo más que recomendable que les brindará con el mejor fruto, la satisfacción de haberlo realizado.

 

Cala Tuent:

En el camino hacia la famosa Sa Calobra encontraremos el desvío a esta preciosa playa, con una identidad muy personal. Parece increíble que a los pies de la Serra de Tramuntana encontremos este auténtico remanso de paz  y sosiego rodeado por el verde de la naturaleza. El agua aquí adquiere tonos más cercanos al verde que al azul y al turquesa, y la grava y los cantos rodados dan a esta playa un toque diferente, rodeado de pinares. Cala Tuent está a 40 kilómetros de Sóller, situada entre Punta de Sa Corda y Morro des Forat, y bajo la sombra de Puig Major (1.445 metros de altitud), la cima más alta de Balears.

 

Esperamos que hayan disfrutado leyendo y sobre todo que les hayamos ayudado a conocer un poquito más sobre Mallorca y sus playas. Os vamos a dejar un último consejo para disfrutar del precioso mar del Mediterráneo:

 

A escasos 20 kilómetros de Castell Son Claret, nuestro hotel de lujo en Mallorca, se encuentra San Telmo, un romántico pueblo de pescadores que ha conservado su encanto a través de los años. Desde San Telmo (salvo en invierno) salen varias veces al día excursiones en bote a la Isla de La Dragonera, Parque natural protegido. En la Dragonera no hay prácticamente nada, excepto 3 faros, senderos, lagartos, el pequeño puerto y mucha paz. El plan perfecto para disfrutar de un día de playa, relax y la tranquilidad de la soledad.

 

¡Desde Castell Son Claret les deseamos un precioso día de playa!

Book best price