ZARANDA 

EL ÚNICO DOS ESTRELLAS MICHELIN EN las Baleares  

¡Bienvenido al único restaurante de 2 estrellas Michelin en Mallorca! Nuestro chef Fernando P. Arellano y su equipo crean una experiencia culinaria sin precedentes en la isla. La propuesta gastronómica de Fernando P. Arellano se completa con un servicio impecable y por una imponente bodega confeccionada por el argentino Sebastián Longo, Mejor Sumiller de  las Islas Baleraes 2017, que cuenta con cerca de 500 referencias españolas e internacionales (con especial atención a los vinos mallorquines y catalanes), y por una coctelería que actúa como antesala a los menús de Zaranda donde se sirven los snacks con un cóctel a elegir.

Fernando, un madrileño en el mediterráneo que se ha convertido en un embajador de la comida mallorquina. Todo un dos estrellas Michelin que apuesta – y lo consigue – por servir excelencia y sabor.

 

Apicius | Cuaderno de Gastronomía y Alta Cocina

 

RESTAURANTE OLIVERA 

 

Olivera es el corazón de esta casa, donde comienza y termina cada día. Desde los desayuno al aire libre en un entorno mágico con vistas privilegiadas, hasta las cenas al atardecer y bajo el cálido manto de las estrellas. El talentoso equipo de Olivera, dirigido por el chef  Pep Forteza, combina productos frescos de las lonjas de pescado, ganaderías y huertos más destacados de la isla, con los mejores productos del mercado culinario internacional para crear una excelente oferta personal. Una carta mediterránea que mantiene la esencia de la técnica tradicional, transmitida en la isla de generación en generación y combinada con los visibles toques de vanguardia de sus meticulosas elaboraciones.

¡Polivalente! Destaca por su terraza y ofrece una cocina tradicional-mediterránea con especialidades españolas. ¿Desea un final feliz? Pruebe su deliciosa Tarta de limones.

 

 

– Los inspectores de la Guía MICHELIN

  

CASTELL BAR

 

En Castell Bar ondea la bandera del kilómetro cero a base de una cuidada selección de destilados locales (las ginebras, el ron y los licores que se elaboran en la isla) y del uso de las frutas de temporada, las flores y las hierbas aromáticas que crecen en el huerto propio y los jardines de Castell Son Claret. En palabras del barman Roberto Muscariola, “Utilizando ingredientes de proximidad contribuimos a impulsar la economía de la isla pero, sobre todo, a ofrecer una experiencia única y diferencial”.

„AIRES DE TRAMUNTANA“

Palo, zumo de limones de Castell, menta fresca, sirope de las flores de nuestro jardín y cerveza de genjibre.

LA RECOMENDACIÓN DEL BARMAN

 

 

El Chef detrás de las estrellas

FERNANDO P. ARELLANO

 

Las cualidades de Fernando Pérez Arellano como chef van mas allá de lo esperado: es un verdadero mago de la cocina de vanguardia. Su oferta engloba platos divertidos, curiosos y sorprendentes, elaborados a base de estudio e ingenio y con un grado de sutileza y refinamiento que denota evolución. Todos ellos están conectados entre sí (un país lleva al otro, un sabor al siguiente y hay incluso lugar a algún que otro déjà vu) y tienen como base un excelso producto de proximidad. Y es que la carta de Zaranda se basa en leitmotiv de Joan Miró “para ser universal hay que ser local”. Una filosofía que se refleja también en la sala donde destacan la vajilla y la cristalería, los cuadros del pintor mallorquín Ramón Canet y las esculturas de hierro de la artista mallorquina Águeda Gaya en las que se representan motivos del campo de la isla de la calma con referencias también a la zaranda, símbolo que da nombre al restaurante.

.

Cocina local con 2 estrellas Michelin

RESTAURANTE ZARANDA

 

La filosofía de Zaranda no se limita a lo extraordinario y la exploración de los límites culinarios, si no a su combinación y equilibrio con las raíces de la gastronomía local. Un estilo basado en la tradición mallorquina y refinado por la vanguardia más experimental. Los productos utilizados son en su mayoría de origen local, de las ganaderías de la isla o de su mar balear. Y es que la carta de Zaranda se basa en el leitmotiv de Joan Miró:

Para ser universal hay que ser local”.

 

Absorber, filtrar, interpretar. Es la máxima de Fernando P. Arellano, un cocinero con mucho bagaje que desde su particular oasis de serenidad, el hotel de lujo en Mallorca, Castell Son Claret, ubicado a los pies de la sierra mallorquina de Tramuntana, continua haciendo evolucionar su cocina a base de múltiples influencias. Su propuesta bebe de su aprendizaje en algunos de los mejores restaurantes de Europa (como Patrick Guilbaud en Dublín, Le Gavroche en Londres, Don Alfonso en Nápoles, Maison Pic en Valence –Francia– o Can Fabes en Barcelona); de sus años de experiencia en Madrid (donde abrió su primer restaurante en 2005); de su actual emplazamiento en Mallorca (de donde toma la mayoría de los ingredientes de su cocina) y de sus pasiones, experiencias, viajes y aficiones. Así, si desde que llegara al Castell en 2010 la línea creativa ha estado muy marcada por lo local, esta temporada Fernando trasciende nuestras fronteras para ofrecer una nueva experiencia abierta al léxico culinario global.