De el “Si Quiero” en una boda de lujo con Mar en Castell Son Claret

Mar Miralles, Manager de Eventos y Lider Scout

Si usted se cruza en la Serra de Tramuntana con un grupo de “Scouts” acompañados de una joven mallorquina, seguramente se encuentre frente a Mar Miralles, nuestra Manager de eventos. Mar en contraste con su nombre, está enamorada de las montañas de Mallorca, pasando la mayor parte de su tiempo libre entre los picos de su amada sierra, bajo el abrazo de la naturaleza.

Mar da gusto a la vida a través de la variedad, aventura y diversión tanto en su vida personal como profesional.

Por tanto, no debe sorprender que iniciase su carrera profesional a la organización de eventos. Mar soñaba su pasión por el destino Mallorca hacia el mundo, encontrando en Castell Son Claret el lugar perfecto para llevarlo a cabo.

Aterrizo en Castell Son Claret como practicante y sus ganas de aprender, determinación y profesionalidad constantes le elevaron sin pausa hasta la posición de Responsable de Eventos de uno de los Hoteles de mayor lujo de la isla. A día de hoy, bajo su responsabilidad recae la organización y consecución de todos los eventos que se lleven en Castell Son Claret.

El evento favorito de Mar:

Una boda mágica en los jardines de Castell Son Claret

” Cada evento es único e incomparable. Planificar reuniones e incentivos conforma una operativa  y coordinación diaria, en total consonancia con la planificación de una boda  donde el factor emocional entra de lleno en un primer plano, incluso para mí. Mi objetivo se basa en aportar la eternidad al momento, dar vida al momento más hermoso de las vidas de cada pareja, esas cosas que solo pasan una vez en la vida, un momento único e irrepetible que jamás olvidarán.”

¿Por qué las parejas eligen Castell Son Claret para la boda?

 “En Castell Son Claret usted se casa en un escenario de ensueño en total exclusividad. Convirtiéndose en anfitrión de un histórico castillo, rodeado de la más pura naturaleza mallorquina. Una dimensión de cuento de hadas totalmente alejada de la realidad del día a día, que aúna todos los factores para hacer eternos los momentos.

Los jardines, los restaurantes, piscinas, terrazas, etc. el hotel y su equipo de profesionales pertenecen en su totalidad a la pareja de boda y sus invitados. No existe la posibilidad de molestia, solo la total relajación de rendirse a los placeres de la vida.

 Creo que no hay mejor manera de celebrar el día más feliz su vida.

 

El día que yo me case…”

 

Book best price